¿Qué son los préstamos garantizados?

Los préstamos garantizados son un tipo de crédito también conocido como préstamo protegido, y consiste en préstamos en donde el prestamista exige al prestatario una garantía como requisito indispensable para poder solicitar el crédito y que este sea otorgado.

El motivo por el cual un prestamista solicita a sus prestatarios una garantía, es porque el riesgo que asume al prestar el dinero es muy alto, por lo tanto, una garantía le asegura que no va a perder su dinero, ya que en caso de que el prestatario incumpla con los pagos, el prestamista podrá tomar el elemento que está sirviendo como garantía como pago de la deuda.

Los montos de dinero que una persona puede conseguir a través de los préstamos garantizados puede variar, por lo general se trata de sumas altas de dinero, y es por es que requieren de una garantía, sin embargo, es bien sabido, que la cantidad de dinero que una persona puede conseguir con este tipo de préstamo protegido, depende en gran parte de la garantía que pueda ofrecer, entre mayor valor tenga la garantía, mayor podrá ser el préstamo que solicite.

Cabe destacar que debido a que no todas las personas cuentan con garantías, también hay entidades financieras que ofrecen préstamos a sus clientes sin necesidad de garantías, estos son conocidos como préstamos inmediatos, para obtener este tipo de préstamo la persona solo debe cumplir unos requisitos mínimos y conseguirá su préstamo en cuestión hasta de minutos, por supuesto se trata de montos menores.

Cuando se habla de garantías pueden ser diferentes cosas, una casa o un vehículo pueden servir como garantías, el salario del prestatario también funciona como garantía, pero cuando el prestatario no cuenta con ningún bien que pueda soportar su préstamo, otra persona puede convertirse en su fiados, en estos casos esta tercera persona es quien pone la garantía, ya sea su vivienda, su vehículo o así mismo su salario, y en caso de que el prestatario incumpla con el pago acordado por el préstamo, el prestamista tendrá el derecho a tomar el bien de esta tercera persona como pago de la deuda.

Este tipo de préstamos garantizados pueden ser otorgados tanto a personas con buen historial crediticio, como a personas que han tenido un mal comportamiento de pago en el pasado, debido a que la persona en este caso presenta una garantía como respaldo del préstamo que solicita, lo cual le da total seguridad al prestamista que si la persona tuviera o volviera a tener un mal comportamiento de pago tiene una garantía que respalda la deuda.

Los préstamos protegidos cuentan con una tasa de interés fija, los cuales se pagan en cuotas mensuales con una cantidad fija establecida.

Es importante tener en cuenta al momento de adquirir un préstamo garantizado, que estos exigen un comportamiento de pago impecable, ya que el incumplimiento del pago acordado puede conllevar a la pérdida del bien puesto en garantía, así que esto este tipo de préstamo requiere un alto compromiso y organización de las finanzas personales para asegurarse de cumplir con todos los pagos a tiempo.

Compartir