Línea de crédito

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Max préstamo Período Obtener préstamos
1 hora 10,000 $ 30 días Obtener
1 hora 6,000 $ 30 días Obtener
1 hora 8,000 $ 10 años Obtener
1 hora 5,000 $ 30 días Obtener
10 min 3,000 $ 30 días Obtener
29 min 2,000 $ 29 días Obtener

¿Qué es una línea de crédito?

Una línea de crédito es uno de los tantos tipos de crédito que una entidad financiera le puede otorgar a una persona o compañía, y consiste en poner un cierto monto de dinero a la disposición del cliente, determinando ciertos límites tanto en la cantidad de dinero del que se dispone como en el plazo de pago del mismo. Una línea de crédito resulta en un acuerdo entre una entidad financiera y un usuario, los cuales establecen un saldo de préstamo máximo el cual el prestamista le permite al prestatario acceder o mantener a su disposición. La persona que adquiere una línea de crédito puede acceder a los fondos de la línea de crédito en cualquier momento que así lo desee, siempre y cuando por supuesto no se exceda de la suma límite acordada en el acuerdo con el prestamista y así mismo este en cumplimiento de todos los requisitos asignados por la entidad financiera, tales como la realización de los pagos en los plazos acordados.
La manera en que funciona el límite del préstamo en una línea de crédito es muy parecida, sino igual al de las tarjetas de crédito, en las cuales los usuarios pueden gastar todo lo que quieran hasta que llegan al límite acordado, en caso de excederse esto puede acarrear pago de penalidades, pero cuando el cliente usa menos dinero de su límite, puede seguir haciendo uso de su línea de crédito sin preocupaciones hasta que alcanza ese límite.
Plazos de pago de las líneas de crédito
Los plazos de pago de las líneas de crédito pueden variar de una entidad a otra y, sobre todo, los plazos dependen del acuerdo que se realice con la entidad. Un factor interesante de las líneas de crédito, es que, si bien consisten en un monto de dinero disponible para utilizar, cuando no has utilizado dinero o estás al día con tu crédito no deberás pagar nada, algunas compañías, sin embargo, pueden tener establecido el pago de ciertas tarifas por la adquisición de la línea de crédito, pero en términos generales, solo deberás realizar el pago de intereses sobre el dinero utilizado y no sobre todo el monto disponible.
Si bien los plazos de pago varían de acuerdo a la entidad y al acuerdo, con frecuencia el plazo de pago común a una línea de crédito es de 12 hasta 48 meses, siempre con la opción de pagar el crédito antes del plazo pactado si se dispone del dinero para hacerlo.

¿Cómo aplicar a una línea de crédito?

Cada entidad financiera establece diferentes requisitos para otorgar a sus clientes una línea de crédito, algunas pueden ser más rigurosas que otras, ciertas entidades tendrán preferencia o facilitarán el proceso a aquellos usuarios que vengan usando distintos créditos con la compañía y hayan demostrado hasta el momento un buen comportamiento de pago para cada uno de los préstamos anteriormente adquiridos.
Si están interesado en aplicar por una línea de crédito, es muy seguro que la entidad te exija un historial crediticio sólido, que refleje un buen comportamiento de pago con anteriores compromisos financieros, así mismo es indispensable contar con un soporte de ingreso de dinero ya sea por motivo del salario de tu trabajo o ingresos por trabajar como profesionista independiente.
En general las entidades financieras suelen solicitar a los usuarios como requisitos para realizar la solicitud de una línea de crédito ser mayor de 18 años de edad, contar con una identificación oficial legítima, tener un documento que compruebe el domicilio, contar con ingresos, y en algunos se tiene como requisito que el cliente tenga determinada antigüedad ya sea en su domicilio o empleo o en ambos.
En algunos casos ni siquiera tendrás que aplicar por una línea de crédito, ya que algunas entidades financieras, tras observar tus buenos hábitos de pago, serán quienes te contacten para ofrecerte que adquieras una de estas líneas de crédito para el propósito que desees, ya sea estudios, remodelación de tu casa, pago de gastos de emergencia, vacaciones, u cualquier otro que pueda surgir, te indicarán el monto máximo de la línea de crédito y ya será tu decisión si decides aceptarlo o no.

Ventajas de una línea de crédito

Son muchas las ventajas que representa una línea de crédito, una de ellas es la facilidad de ir disponiendo del dinero en la medida en que se necesite, es decir, no recibirás todo el monto de dinero como en el caso de quien adquiere un préstamo, pero sólo irás utilizando el dinero conforme lo precises, estará a tu disposición, pero solo lo retirarás acorde a tus necesidades.
Uno de los beneficios que experimentan quienes optan por una línea de crédito es la posibilidad de su renovación, es posible renovar una línea de crédito cuantas veces se desee, sin necesidad de realizar nuevamente una solicitud, así que una y otra vez podrás pedir prestado la cantidad de dinero que necesites y cuando la necesites, sin necesidad de preocuparte por realizar trámites ni esperar nuevamente por una aprobación. Además, la flexibilidad es un gran elemento diferenciador, ya que sabes que cuentas con un dinero, el cual no necesariamente estás usando, pero en caso de tener alguna dificultad financiera o emergencia puedes recurrir a tu cupo de dinero disponible de manera inmediata.
El costo suele ser mucho menor que el de un préstamo convencional, es que, aunque bien la línea de crédito se hace por una determinada suma de dinero, mientras no hagas uso de todo ese dinero, solo pagaras intereses sobre lo utilizado, así que cuando adquieras una línea de crédito tu solo querrás retirar el dinero cuando realmente lo necesitas, ya que tus intereses estarán directamente relacionados al monto utilizado.
Otra ventaja de este tipo de crédito, es que te permite construir un buen historial crediticio, siempre y cuando realices el pago del crédito en los tiempos pactados. Las líneas de crédito ofrecen muchos beneficios a sus usuarios, los cuales haciendo uso del dinero disponible en su línea de crédito pueden enfrentar variadas situaciones de la vida diaria que con sus ingresos regulares no podrían hacerle frente, ya sean compras, gastos imprevistos, inversiones, vacaciones, y cualquier otro evento importante.