¿Deberías prestarles dinero a tus amigos?

Seguro más de una vez has tenido que enfrentar esa situación en la que un amigo está atravesando una dificultad económica, o tiene una emergencia para la cual necesita efectivo y no cuenta con los fondos necesarios para cumplir con sus obligaciones en el momento, y acude a ti pidiéndote ayuda, pidiéndote que le prestes dinero y esperando que lo hagas para el resolver su situación, y tú has estado en la encrucijada de no saber qué hacer o cómo manejar la situación. La recomendación de los expertos es nunca prestarles dinero a los amigos, a continuación, encontraras varias implicaciones de prestarle dinero a un amigo y así mismo alternativas que les puedes ofrecer.

Cuando le prestas dinero a un amigo, muchas veces se convierte en un crédito abierto, en el que no hay un plazo o fecha determinada en la cual el dinero te será devuelto, lo que genera mucha incertidumbre a quien ha otorgado el dinero, es por eso que te recomendamos que si decides prestarle dinero a un amigo le establezcas un plazo límite de pago, de esta manera será claro para los dos una condición inicial.

Al prestarle dinero a un amigo, es posible que la persona que reciba el dinero no sienta ninguna urgencia en devolvértelo, incluso si le has establecido una fecha de pago, el hecho de ser cercanos genera cierta tranquilidad en el que ha obtenido el dinero, que hace que el pago el dinero no sea una prioridad, por eso es importante, al momento de prestar el dinero compartir con tu amigo la razón por la que necesitas el dinero de vuelta, ya sea pagar tus propios compromisos financieros o realizar algún proyecto, lo importante es enfatizar sobre la necesidad de hacer la devolución del dinero.

Cuando le prestas dinero un amigo, las reuniones sociales en las que coincidan pueden resultar un poco incómodas, ya que te preguntarás cuando te pagará el dinero, puedes cuestionar la manera en que maneja sus finanzas, y otras personas alrededor también pueden sentir cierta tensión y preferir no abordar temas que puedan estar relacionados al préstamo de dinero para no incomodar a ninguno.

Una tendencia cuando le prestas dinero a un amigo, es que este va a continuar buscándote en el futuro para que le prestes dinero nuevamente, una vez ha conseguido una respuesta positiva de tu parte se sentirá más cómodo consultándote a ti que a una persona nueva, así que decir que, si una vez te pone en la posición de ser consultado más de una vez para conseguir dinero, y si no es una situación que quieres que se vuelva recurrente es mejor que no haya una primera vez.

Una buena alternativa si definitivamente estás convencido que prestarles dinero a tus amigos es una mala idea, es aconsejarles adquirir un préstamo por internet, explícales que este tipo de préstamos son muy fáciles de adquirir y no requieren mayores requisitos, puedes incluso ofrecerte a hacer el proceso con ellos, de esta manera los estarás apoyando, pero no pondrás en riesgo tu dinero ni tu amistad.

Compartir