¿Cómo las tarjetas débito difieren de las tarjetas de crédito?

Si estás pensando en adquirir una tarjeta y no estás seguro si debes optar por una de crédito o una débito, o quizá ya tengas ambas, tanto una tarjeta de crédito como una débito y las has venido usando sin pensar mucho en las implicaciones de cada una de ellas, no importa cuál es tu situación, lo importante es que aprendas cual es la diferencia entre estos dos tipos de tarjeta, ya que tener este conocimiento te permitirá tomar decisiones financieras más inteligentes.

Tanto las tarjetas de crédito como débito son extremadamente convenientes, pueden usarse en muchos lugares alrededor del mundo y así mismo por internet para adquirir bienes o realizar pagos, los dos tipos de tarjetas son recibida en los mismos lugares, pero, aunque el uso aparente que tengan sea el mismo cuentan con diferencias significativas.

Uno de los factores en los que difieren las tarjetas débito de las tarjetas de crédito es de donde obtiene el dinero con que realiza las operaciones financieras. Las tarjetas débito obtienen el dinero de una tu cuenta bancaria de fondos existentes de los cuales dispones, mientras que las tarjetas de créditos al realizar las operaciones te cargan la cantidad de dinero utilizada a tu monto de crédito aprobado para tu tarjeta.

Cuando usas una tarjeta débito para realizar una compra o un pago, el dinero será deducido de tu cuenta bancaria y del dinero que tenías depositado en la misma, mientras que, en el caso de las tarjetas de crédito se trata de dinero que estás pidiendo prestado y que luego deberás pagar de vuelta en la mayoría de los casos con intereses.

Con las tarjetas débitos, una vez realizas una compra, el monto de dinero respectivo queda retenido por un periodo que por lo general no supera los tres días y luego es transferido al almacén en donde has adquirido el bien, una vez se realiza la transferencia este dinero no se encontrará más disponible en tu cuenta bancaria y tus fondos solo se incrementarán en la medida en que realices depósitos a la misma. En cambio, las tarjetas de crédito cuentan con un límite que el banco te aprueba, una vez usas este crédito ya sea de manera parcial o completa tendrás 30 días para realizar el pago sin que se generen intereses, o podrás pagarlo en cuantas cuotas desees, tu límite de crédito se verá directamente afectado por el dinero que debas.

Las tarjetas de crédito cobran intereses por los créditos que no se liquiden en 30 días y además cobran cuotas de manejo, y en este sentido son muy similares a los préstamos por internet los cuales también generan intereses; mientras que con las tarjetas débitos no aplican intereses ya que no se presta ningún dinero y en muchos casos están exentas de tarifas de servicio. En cuanto a la seguridad, las tarjetas de crédito son menos seguras por el tipo de tecnología que manejan y al no requerir pin de seguridad en muchos casos, mientras que las tarjetas débito al requerir el ingreso de un pin para realizar cualquier pago las mantiene más segura mientras no reveles tu pin.

Las tarjetas de crédito y el uso que les des afecta tu historia crediticia, siempre que mantengas un buen comportamiento de pago el impacto será positivo; mientras que las tarjetas débito no tienen ningún efecto en tu historia de crédito.

Compartir